El Presidente de World Rugby Bill Beaumont destacó la reciente Women’s Rugby World Cup 2017 como un evento "especial y que quebró records" al levantar el trofeo Nueva Zelanda tras una atrapante final.

Mas que cualquier otra edición, Ireland 2017 generó grandes recuerdos mas allá de los lugares tradicionales del rugby. Se rompieron records televisivos y en las redes sociales, nuevas estrellas surgieron y, nuevamente, el nivel de juego subió gracias a los mejores equipos y jugadoras.

La gran calidad de los partidos finales demostó el continuo avance del rugby de quince y el analisis de World Rugby muestra que en promedio, el balón estuvo en juego 10% mas tiempo que en el rugby masculino. 

0:00
/
0:00

Beaumont dijo: “Este torneo será recordado de manera muy especial, que elevó el nivel, con acciones de juego inolvidable, una gran interacción de los simpatizantes y una gran sensación familiar caracterizando un torneo que enamoró a todos, aún quienes están por fuera de la comunidad tradicional del rugby."
 
“El nivel de la cobertura televisiva y lo que generó en la gente habla del nivel de las actuaciones de los mejores equipos del mundo y se refleja en el interés global. Nuestros amigos de la IRFU hicieron un gran trabajo como anfitriones del torneo, mientras que el voluntariado fue simplemente fantástico."

“Pero sobre todo, son los equipos quienes merecen nuestro aplauso. No hay dudas de que han sido inspiración para una nueva generación de niños y niñas para que se acerquen al rugby y si bien solo un equipo puede ser el campeón, todos los equipos fueron fantásticos embajadores del rugby, tanto dentro como fuera del campo de juego. El rugby fue, indudablemente, el ganador."
 
‘It’s a wrap’ – Los hechos destacados del #WRWC2017:

Mas público – Ireland 2017 elevó el record de simpatizantes con un total de 45.412, llevando el rugby a nuevas audiencias

  • Las etapas de grupo en Dublín tuvo ingresos agotados, con 17.516 espectadores en los encuentros
  • La final tuvo 17.115 espectadores
  • Miles mas visitaron la fan-zone en el UCB

Record de audiencia: El torneo se vio en todo el globo aunque en Irlanda, Francia, Gran Bretaña y los Estados Unidos registraron records de audiencia:

  • Un nuevo record del torneo fue el pico de audiencia de 3,2 millones en France 2 para la semifinal entre Francia e Inglaterra
  • Un pico de 2,65 millones vieron en Gran Bretaña la final en el canal principal de ITV
  • Esto fue la mayor audiencia televisiva para una final de la Women’s Rugby World Cup y casi la mitad de la gente que vio en Gran Bretaña la final de RWC 2015
  • Importantes niveles de audiencia también en mercados claves como Estados Unidos e Irlanda

Conectados: Ireland 2017 fue el evento de World Rugby mas conectado socialmente del 2017, generando vistas record de video, interacción en redes sociales y tráfico en la website, llegando a una nueva y joven audiencia:

  • 45 millones de vistas a traves de las plataformas oficiales del torneo, el mejor evento de World Rugby en el año y el mas grande desde Rugby World Cup 2015
  • 73% de quienes se conectaron a las redes sociales tenían menos de 24 años de edad, mientras que la audiencia se dividió 53/47% entre simpatizantes femeninos/masculinos, resaltando el interés generado en ambos géneros
  • Hubo 63.000 usos de #WRWC2017 y un total de 50.000 nuevos simpatizantes se unieron a las redes sociales de World Rugby
  • 600.000 usuarios únicos visitaron www.rwcwomens.com durante el torneo, llegando desde 223 distintos territorios, generando casi cuatro veces mas páginas vistas que en WRWC 2014 

Legado: El programa IMPACT Beyond 2017 aseguró el legado de la Women’s Rugby World Cup 2017, promoviendo la participación en todos los niveles:

  • Visitando los 32 condados de Irlanda, el WRWC 2017 Trophy Tour cubrió 275 eventos en 140 días, enlazando a mas de 30.000 personas, el mas grande llevado a cabo para una Women's Rugby World Cup


En noviembre, el Consejo Ejecutivo de World Rugby analizará un plan para el rugby femenino 2017-25, apuntado a solidificar un rugby sustentable en todos los niveles en un proceso colaborativo con uniones y jugadoras.